Guía de Músculos


Codo -> Musculo Triceps Braquial

MÚSCULO: TRÍCEPS BRAQUIAL
     

DESCRIPCIÓN

   

Músculo de 3 cabezas, a las cuáles se les da el nombre de “vastos” (interno, externo, medio o largo). Ocupa prácticamente toda la cara posterior del húmero, salvo su segmento posterior que está ocupado por el deltoides. Es un músculo multipenniforme aumentando la tensión que puede ejercer.

Es muy grueso, aunque excede notablemente a las necesidades que tiene el ser humano.

     

ORIGEN

   
  • El vasto medio o largo: en el tubérculo infraglenoideo de la escápula.

  • El vasto externo: en la cara posterior del 1/3 superior del húmero, a lo largo del borde externo.

  • El vasto interno:  en el borde interno de  la cara posterior de los 2/3 inferiores del húmero.

     

INSERCIÓN

   

Las 3 cabezas se reúnen en un tendón común ancho y plano que termina en la cara superior del olécranon.

     

FUNCIÓN

   

Las  acciones  que  tiene  el  tríceps  braquial pueden ser sobre la cintura escapular y sobre el codo:

  • Sobre la cintura escapular: actúa el vasto medio o largo realizando extensión con aducción y rotación interna.

  • Sobre el codo: los 3 vastos realizan extensión.

Es un músculo antigravitatorio que, en el humano ha perdido parte de sus funciones pero que mantiene una gran resistencia para evitar caídas y proteger la parte más sensible del tronco y la cabeza.

Además es sinérgico antagonista del bíceps braquial, facilitando la acción de atornillar, específica del ser humano en la manipulación de objetos con un fin establecido.

La posición de máxima eficacia es una “semipronosupinación” con flexión de unos 20º-30º, con lo cuál el tríceps contribuye a la trepa o tracción. En extensión completa el tríceps pierde eficacia porque tiende a luxar el cúbito.

Asociando hombro y codo, la mayor eficacia del tríceps se produce al situarnos en una ligera flexión de hombro y una moderada flexión de codo.

El tríceps no termina exactamente en la punta del olécranon, sino un poco más abajo, lo que hace que cuando flexionamos el codo el tendón del tríceps tenga una disposición curvilínea, lo que aumenta su potencia.

La constitución de palanca del tríceps hace que la resistencia incida en la mano en sentido antigravitatorio y el tríceps intenta entonces restablecer la posición anatómica.

     

IMAGEN

   

www.rad.washington.edu  Michael L. Richardson, M.D